miércoles, 30 de octubre de 2013

El insólito caso de Antonio Villas Boas


El insólito caso de Antonio Villas Boas, ahora famoso, comenzó realmente en la primera semana de octubre de 1957. Villas Boas y su hermano Joao vieron un brillante rayo de luz que venía del cielo al mirar desde la ventana de su dormitorio. Parecía barrer toda la casa pero no pudieron comprobar cuál era la fuente.

El 14 de octubre, alrededor de las 10 de la noche, Antonio y su hermano estaban arando la tierra. Dadas las altas temperaturas de Brasil, es habitual que los propietarios de las tierras trabajen de noche y empleen peones para hacerlo en horas diurnas. Vieron entonces una bola de luz roja, demasiado brillante para mirarla directamente, que se cernía a unos 92 m por encima de su campo. Villas Boas le pidió a su hermano que lo acompañara para investigar, pero como éste se negó, fue solo.

Al aproximarse a la luz, ésta lo eludió a gran velocidad, por lo que Villas Boas corrió detrás de ella a través del campo. Abandonó después de haber estado a punto de atraparla varias veces y volvió con su hermano. Observaron el objeto mientras permanecía en el lugar, lanzando rayos intermitentes en todas direcciones.

La noche siguiente, Villas Boas estaba arando solo y poco después de medianoche volvió a ver la bola roja. Aunque seguía sobrevolando a unos 92 m, estaba lo suficientemente cerca como para permitir ver que contenía un objeto brillante de forma ovalada. Quizás a causa de su proximidad, Villas Boas perdió el entusiasmo de la noche anterior por alcanzar el objeto y consideró oportuno retirarse con su tractor. Pero no tl logró.

El objeto aterrizó a unos 12 m frente a él sobre tres patas metálicas: era una nave en forma de huevo, con una cúpula giratoria.

Villas Boas salió del tractor y echó a correr, pero fue perseguido por cinco seres que le dominaron y le transportaron a bordo. Los entes vestían ropas ceñidas de color gris y cascos que dejaban ver sólo sus pequeños ojos azules. De los cascos partían tubos que penetraban en su ropa, por la espalda y por los costados.

Villas Boas se encontró en un cuarto pequeño con paredes de metal pulido, brillantemente iluminado y sin señal visible de puerta alguna por la que hubiera podido entrar. Posteriormente, sus captores le llevaron a través de varias habitaciones y le introdujeron en una en donde le obligaron a desvestirse. Rociaron su piel con un líquido espeso y transparente y le extrajeron una muestra de sangre. La operación dejó una cicatriz que los investigadores verificaron después.

Durante más de media hora Villas Boas fue dejado solo en una habitación sin rasgos característicos, sentado en una especie de canapé. Notó que en las paredes había tuberías de las que salían pequeños bocanadas de humo, cuyo olor le disgustó tanto que terminó vomitando en un rincón.

Después de una hora la experiencia de Villas Boas tomó un extraordinario cariz que escapa a las pautas habituales de los secuestros conocidos. Su soledad fue interrumpida por la presencia de una alienígena. «Su cuerpo era el más hermoso que había visto en mi vida. Era esbelta y sus pechos se mantenían erguidos y bien separados. Su cintura era estrecha, el vientre plano, las caderas bien desarrolladas, los muslos robustos». La recién llegada era una mujer desnuda de aspecto humano, con el pelo rubio, la piel clara, grandes ojos rasgados de color azul, labios, nariz y orejas pequeños, pómulos altos y chatos y barbilla en punta. Era pequeña y avanzó hacia Villas Boas en silencio.

Como explicó después Villas Boas, «me miraba todo el tiempo como si quisiera pedirme algo». Y por cierto que lo hizo. Le abrazó y frotó su cara y su cuerpo contra él. Dadas las circunstancias, habría sido totalmente comprensible que Villas Boas no se sintiera interesado, pero lo cierto es que se sintió excitado por el contacto, correspondiendo a sus efusiones con entusiasmo. Posteriormente consideró que el líquido con el que se le roció podía haber sido un estimulante sexual.

El abrazo los arrastró hacia el lecho y la pareja tuvo relaciones sexuales normales, que Villas Boas halló excitantes y placenteras. Ella reaccionó como cualquier mujer saludable con una sola excepción: nunca le besó, aunque le mordió suavemente la barbilla. Tenía también la desconcertante costumbre de gruñir y hacer ruidos semejantes a ladridos de vez en cuando.

En ese momento Villas Boas comprendió que solamente querían utilizarle en un proceso de reproducción, lo que le disgustó en cierto modo, aunque si ese era el objetivo de toda la operación evidentemente había sido alcanzado. No obstante, la capacidad de la mujer no parecía colmada, pues seguía acariciándole, arrastrando a Villas Boas a una segunda cópula. Después de este contacto, la mujer se volvió aparentemente frígida y se apartó de él; al darse cuenta de que lo habían utilizado, también Villas Boas perdió todo entusiasmo.

En una entrevista concedida veintiún años después, Villas Boas añadió un detalle al relato del encuentro, que hasta entonces no había revelado. Después de la segunda cópula, la mujer le extrajo una muestra de esperma que él supuso que sería conservado para uso posterior.

Antes de retirarse, la mujer se señaló el vientre y luego apuntó hacia el cielo. Villas Boas dijo: «lnterpreté que la señal quería decir que ella iba a volver y me llevaría consigo al lugar donde vivía. Por eso todavía siento miedo; si vuelven a por mí, estoy perdido». La interpretación de los científicos es, en cambio, que ella volvería a su hogar llevando dentro de sí su simiente, de la cual nacería un niño.

Se autorizó a Villas Boas a vestirse y le hicieron recorrer la nave; en esa ocasión, intentó robar uno de los instrumentos, para tener una prueba de su experiencia, pero uno de los alienígenas le sorprendió y le quitó el objeto. De manera bastante brusca se le hizo descender de la nave y quedó en tierra, observando cómo el objeto despegaba a sorprendente velocidad. En total, Villas Boas estuvo más de cuatro horas a bordo.

Posteriormente el examen médico reveló una cicatriz en el lugar de donde se le extrajo una muestra de sangre, y lo que podrían haber sido quemaduras de origen radiactivo en partes de su piel. La máxima investigadora brasileña, Irene Granchi, habló con la mujer de Villas Boas, Marlena, y le preguntó cómo se sentía con respecto a la posibilidad de que su marido tuviera un vástago extraterrestre. Ella contestó que no le preocupaba y que, en realidad, se sentía orgullosa ante la idea.

El caso dio lugar a infinitas especulaciones, la más obvia de las cuales fue la sugerencia de que Villas Boas había sido víctima de una fantasía erótica.

Cualquiera que sea la realidad, Villas Boas nunca se retractó de lo dicho, a pesar de sentirse a veces molesto por la forma en que su experiencia fue explotada por los medios de comunicación (el encuentro llegó a ser el tema central de una tira cómica francesa) y, a lo largo de los años, su relato no incurrió jamás en contradicciones.

sábado, 26 de octubre de 2013

Los esclavos “zombies” de Haití

154213305
Los mitos alrededor del vudú incluyen montones de historias de control sobre el cuerpo y la mente, posesiones y zombies.
Esta religión afro caribeña es comúnmente practicada en Haití, y si bien muchos piensan que todos estos cuentos son sólo supersticiones, existe una curiosa – y verdadera – historia local que bien podría ser usada como explicación a todas las leyendas.
En 1962 Clairvius Narcisse, un pobre hombre haitiano enfermó y murió. Sus síntomas incluían fiebre, problemas para respirar y la sensación de insectos moviéndose bajo su piel. El paciente fue enviado a un hospital donde un par de médicos americanos lo examinaron, pero no soportó y murió al poco tiempo para luego ser enterrado, a pesar que él afirma que nunca estuvo muerto.
La historia de Narcisse es que despertó dentro de un ataúd creyendo que había sido envenenado o que estaba bajo alguna clase de hechizo, hasta que un shaman Vudú lo desenterró y lo llevó a un lugar desconocido. Una vez ahí le dieron alguna clase de poción que lo puso en una especie de trance zombie.
La sustancia desconocida lo hacía muy manipulable, y dice que fue forzado a trabajar en una plantación de azúcar día y noche, tomando aquella rara poción todos los días junto con el resto de las personas que estaban con él en la granja.
En algún momento, los esclavos consiguieron escapar y Narcisse pasó los siguientes 18 años vagando por las calles y pidiendo limosna, hasta que en 1981 consiguió volver a su poblado de origen y reconocer a su hermana, después de 20 años. Aparentemente su hermana también lo reconoció puesto que lanzó tremendo grito al verlo, y logró convencerla que era realmente a él usando un apodo sólo conocido por sus familiares.
Cuando Narcisse contó su historia, un psiquiatra fue llamado para asegurarse de que fuera verdadera. No sólo fue capaz de responder todas las preguntas basadas en la información dada por su familia sino que varias personas de la aldea lo reconocieron también.
De alguna forma, los medios se enteraron de la historia, despertando el interés del público y de un investigador de Harvard, un etnobotánico encargado de estudiar la manera en la que la gente utiliza las plantas de nombre Wade Davis.
Davis, al escuchar la historia, aseguró que Narcisse y los otros pudieron haber estado bajo la influencia de una o más drogas para mantenerlos en ese estado de zombies.
De acuerdo a él, una neurotoxina llamada tetrodotoxina o TTX es causante de estados catatónicos parecidos al de la muerte, como el que Narcisse describió. En cuanto a la poción que se le daba en la plantación, Davis asegura que pudo haber sido hecha a base de otra droga llamada datura stimonium, la cual usada en dosis regulares produce delirios, sugestibilidad y amnesia, confirmando así la posibilidad de la historia de Narcisse.

martes, 15 de octubre de 2013

Cuando Alemania invadió Polonia

El 1 de septiembre de 1939,  Alemania invadió Polonia. En los dos años que siguieron a la invasión, Hitler consiguió anexionarse la mayor parte del continente europeo, de Norte a Sur.

mapa-poloniaA las 4,45 horas del 1 de septiembre de 1939, efectivos de la Wehrmacht atravesaban la frontera alemana oriental y penetraban en territorio polaco. Los gobiernos de Gran Bretaña y Francia, obligados por los acuerdos de defensa y ayuda mutua firmados con Varsovia, declararon inmediatamente las hostilidades al Reich. Comenzaba la Segunda Guerra Mundial. Se hacía efectiva la temible capacidad de ataque y avance de la febril política de rearme alemana. La Blitzkrieg, "guerra relámpago", conseguía en sólo 26 días destruir a las anticuadas fuerzas armadas de su oponente. Paralelamente, el Ejército Rojo entraba desde el Este y, el día 28, una vez más a lo largo de su historia, el suelo de Polonia quedaba dividido.

Francia comenzó entonces a prepararse para enfrentarse a la agresión alemana, que se preveía cierta e inminente, y se dedicó a reforzar sus defensas y a movilizar a todos sus elementos humanos. Fue lo que se denominó Drôle de guerre -la guerra extraña-, un tenso compás de espera de nueve meses de duración, que iba a ser decidido por la voluntad de Hitler. Pescando en río revuelto, Stalin presionó sobre el ámbito báltico y planteó reivindicaciones territoriales a una Finlandia que las rechazó y con la que entabló la dura y desigual Guerra de Invierno, que concluyó el 12 de marzo. Francia, parapetada tras la Línea Maginot, confiaba en sus planes de defensa y ataque, mientras Inglaterra establecía el bloqueo naval del Mar del Norte y lo sembraba de minas. Estados Unidos mantenía su postura de neutralidad, aunque estaba bien claro hacia dónde se dirigían los apoyos de muchos de sus sectores dirigentes y población.

Pero, por el momento, la legalidad exigía el mantenimiento de la neutralidad, lo que no impidió que Washington estableciese los acuerdos de aprovisionamiento masivo de materiales denominados de cash and carry -pagar y llevarse-, que firmó con las potencias democráticas y a las que permitieron la inmediata obtención de aprovisionamientos de toda clase, así como la preparación para la lucha.

El siguiente paso de la Blitzkrieg fue la sorpresiva invasión, el 8 de abril, de la vecina Dinamarca y, a continuación, de Noruega, de donde fueron desalojados los contingentes británicos que habían desembarcado en el extremo norte.

El 10 de mayo se desencadenaba la tan esperada como temida ofensiva general sobre el frente del Oeste. Camino de Francia, su objetivo fundamental, las fuerzas de la Wehrmacht se lanzaron contra Bélgica, Luxemburgo y la neutral Holanda. La rapidez de esta forma de ofensiva tuvo ahora unos resultados más efectivos que los obtenidos en el Este. Sobre una Polonia dotada de un deficiente sistema viario y en un otoño de lluvias y lodazales, los avances alemanes habían tenido el año anterior algunas dificultades. Por el contrario, en la primavera de 1940, la buena red de carreteras de los desarrollados países occidentales agredidos permitía a los invasores efectuar avances con gran rapidez.

Aquí, los aparatos de la Luftwaffe se emplearon a fondo en apoyo de los avances terrestres. En el lado francés reinaba el más absoluto caos. Se sucedían las destituciones y relevos en los niveles altos del mando militar, mientras la penetración alemana se ampliaba hacia el Suroeste. El 14 de mayo capitulaba el ejército holandés y el belga le seguía 14 días después.

En el puerto de Dunkerque se amontonaba un cuerpo expedicionario británico al que el rápido avance alemán había impedido actuar. Ahora, el imparable empuje alemán formó allí una bolsa a la que se agregaron 100.000 soldados franceses replegados desde Bélgica. Hasta el 4 de junio, tuvo lugar la operación de traslado de estos contingentes al otro lado del Canal, utilizándose para ello todo tipo de embarcaciones con la plena cooperación de la población civil inglesa, que ya empezaba a ser consciente de la lucha que le esperaba.

Los frentes defensivos franceses iban mientras tanto hundiéndose uno tras otro, y las cifras de prisioneros se incrementaban de forma alarmante. Siguiendo una ya vieja tradición ante ataques alemanes, el Gobierno y las altas instituciones de la República Francesa habían tomado el camino de Burdeos. El 10 de junio, la Italia aliada del Reich aprovechaba la coyuntura y atacaba a su vez el Sur de la acosada Francia. Los poderes públicos se demostraron incapaces de enfrentarse a los hechos y se recurrió a una medida extrema: el prestigioso y muy anciano mariscal Pétain fue llamado al poder.

El 17 solicitó de los alemanes el armisticio, que era firmado cinco días después. La Tercera República moría así, en medio de la derrota, después de siete décadas de intensa y atormentada existencia. Negándose a aceptarlo, el general De Gaulle voló a Londres en el último momento y desde allí realizó el célebre "llamamiento del 18 de junio", que creaba la Francia Libre y animaba a los franceses a unirse a él en la lucha contra el agresor.

El territorio galo era dividido en dos partes. La de ocupación alemana, con el Norte industrial, la aglomeración de París y todo el litoral atlántico, y la del Centro-Sureste, que quedaba organizado bajo la denominación de Estado Francés, gobernado desde Vichy por el más rancio conservadurismo y los más radicales colaboracionistas con el invasor. En su cúpula, el viejo Pétain aseguraba a la población el mantenimiento de los valores tradicionales del espíritu nacional. Mientras los ingleses procedían a destruir la flota francesa estacionada en puertos africanos para evitar que cayese en manos de los alemanes, De Gaulle se dedicaba a conseguir el control de las colonias en África y Asia.

En muy pocos meses, el mapa de Europa había experimentado unas transformaciones tan profundas como nadie hubiera podido imaginar. Toda la fachada atlántica del continente estaba controlada por el Reich, desde el Cabo Norte hasta la Península Ibérica. La España de Franco, ideológicamente afín a los postulados de Berlín, aseguraba un cierre sin problemas del ángulo más meridional. Los planes de Hitler de estrangular al Imperio Británico con la ocupación del enclave de Gibraltar no se plasmaron en la realidad, debido a complejas causas en las que las reticencias y exigencias de Franco para entrar en la guerra pudieron haber pesado menos que el hecho de que Alemania obtenía de Franco fundamentales materias primas y no estaba interesada en desplegar aquí unas fuerzas que prefería encauzar hacia el Este, campo de actuación previsto por toda la geopolítica nazi. Mientras tanto, una Gran Bretaña tomada por sorpresa parecía amenazada por una inminente ocupación. Hitler tenía perfectamente diseñados sus planes de agresión en la Operación León Marino. Pero era algo que el nuevo primer ministro, Winston Churchill, rechazó rotundamente cuando clamó: "¡Lucharemos en las playas, lucharemos en los campos... Nunca nos rendiremos!".

Controlando los países del Centro-Este del continente, se preparaba el gran momento de la expansión del Reich hacia los espacios orientales. De momento seguía en vigor el Pacto germano-soviético que sorprendió al mundo en agosto de 1939 y que aseguraba evidentes beneficios a ambas partes. Por él, Berlín vendía a Moscú los elementos de alta tecnología que la URSS no producía y, como contrapartida, obtenía las materias primas que el esfuerzo bélico consumía. Era un matrimonio de conveniencia ideológicamente antinatural entre un nazismo y un comunismo enfrentados, pero decididos a obtener de él las mayores ventajas. De momento, Stalin se sentía seguro.

Mussolini, el inspirador de Hitler ahora relegado a un papel secundario, aprovechaba de la forma más oportunista las ventajas que el triunfante discípulo le aportaba. Considerando la débil posición de Inglaterra, aprovechó para lanzarse contra ella en sus posesiones del Norte de África y atacó en Etiopía. Intentaba controlar Egipto -y el fundamental Canal de Suez-, Sudán y Somalia. La megalomanía del italiano no cedía un ápice a la de su colega alemán y todo le parecía posible. Los Balcanes se le presentaban ahora como zona de expansión natural, iniciada el año anterior con la conquista de Albania.

Invadieron los italianos Grecia el 28 de octubre, pero la dura resistencia del ejército heleno no tardó en pararles. Mientras los británicos desembarcaban en Creta, Hitler se vio obligado a remediar la situación y, el 6 de abril de 1941, lanzó su ataque relámpago contra Yugoslavia, rápidamente ocupada y disgregada. Una vez más, se tuvo que retrasar la gran operación de invasión de la URSS, Barbarroja, pieza básica de toda la política expansiva del Reich. La ocupación de Grecia era el siguiente paso y, el 27 abril, como verdadero símbolo de los tiempos que corrían, la bandera con la esvástica ondeaba sobre la Acrópolis de Atenas.

FUENTE

domingo, 6 de octubre de 2013

¿Fue Napoleón Bonaparte Abducido?




Napoleón Bonaparte pasó a la historia por ser un emperador francés que dominó gran parte de Europa mediante una serie de conquistas y alianzas, y sólo tras su derrota en la Batalla de las Naciones, cerca de Leipzig, en octubre de 1813, se vio obligado a retirarse unos meses más tarde.

Napoleón es considerado como uno de los mayores genios militares de la historia, habiendo comandado campañas bélicas muy exitosas, aunque con ciertas derrotas igualmente estrepitosas.Sus agresivas guerras de conquista se convirtieron en las mayores operaciones militares conocidas hasta ese momento en Europa, involucrando a un número de soldados jamás visto en los ejércitos de la época. Además de sus proezas bélicas, a Napoleón también se le conoce por el establecimiento del Código Napoleónico, y es considerado por algunos como un "monarca iluminado" debido a su extraordinario talento y capacidad de trabajo. Otros, sin embargo, lo ven como un dictador cuyas guerras causaron la muerte de millones de personas, así como uno de los personajes más megalómanos y nefastos de todos los tiempos.





No obstante, después de muerto Napoleón sigue dando de qué hablar, pues unos investigadores comandados por el Dr. Andre Dubois, aseguran que dentro del cerebro del célebre conquistador encontraron un chip extraterrestre. De acuerdo a lo publicado por el sitio eltiempo.com, el Dr. Andre Dubois, y su equipo de trabajo, descubrieron un dispositivo que rompe completamente con el contexto histórico, adherido al cráneo del célebre emperador: un micro chip de tecnología súper avanzada. "Las posibles implicaciones de este descubrimiento son demasiado enormes para comprenderse", declaró Dubois tras compartir su hallazgo en el Diario de Medicina de Francia.


Todo comenzó cuando Dubois y su equipo solicitaron al gobierno francés la posibilidad de exhumar y analizar los restos óseos de Napoleón, a lo cual el gobierno francés accedió a cambio de 140 mil dólares. El fin de la investigación era descubrir si Bonaparte había sufrido de algún tipo de desorden pituitario que hubiese determinado su corta estatura. Sin embargo, todo dio un cambio cuando Dubois encontró, sin querer, este chip "Al examinar el interior del cráneo mi mano entró en contacto con una pequeña protuberancia. Luego la observé con una lupa y me sorprendí mucho al comprobar que el objeto correspondía a un microchip super avanzado", comentó Dubois.


A partir de este hallazgo, Dubois comenzó a investigar en profundidad la vida de Napoleón y detectó el período en el que pudo haber sido secuestrado por extraterrestres: "Napoleón desapareció durante un periodo de varios días en julio de 1794, cuando tenía 25 años. Luego explicó que había resultado prisionero en la revuelta Termidoriana, pero no existe ningún registro que confirme su explicación. Yo creo que fue en estos días cuando se concretó la abducción".


Posteriormente, y siguiendo con sus conjeturas Dubois,"podríamos pensar que este probable episodio en la vida de Napoleón eventualmente lo guiaría, auspiciado por tecnologías e información insólitas en esos tiempos, a convertirse en uno de los más poderosos emperadores de su tiempo."



Quizás todo esto sea una mera alucinación de Dubois, o una forma de llamar la atención, pero... hoy por hoy, nada es tan extravagante como para ser descartado ipso facto, así que, tiempo al tiempo a ver en qué queda todo esto!

"Los sabios son los que buscan la sabiduría; los necios piensan ya haberla encontrado".

Fuente

jueves, 3 de octubre de 2013

Animales petrificados: Lago Natron

 
Al norte de Tanzania se encuentra el lago Natron, cuyas aguas saladas están tan cargadas por carbonato de calcio que los animales que allí mueren quedan petrificados. El lago es de por si mortal, ya que sus aguas están por encima de los 60 grados centígrados, producto del calor del cercano volcán Ol Doinyo Lengai.
El nombre del lago refiere incluso a la sustancia que utilizaban para secar las momias en el antiguo Egipto. Además de la temperatura de 60 grados, un PH alcalino de entre 9 y 10,5 y aguas rojas por efecto de las algas que las habitan, convierten a este potencial sepulcro animal en una verdadera rareza universal. Las algas son los únicos seres vivos, aparte de algún flamenco temerario, que existen y sobreviven en el área.

La fotografía como un atractivo que moviliza multitudes

Si bien las características del lago en nada han cambiado desde hace milenios, lo concreto es que la aparición de un promocionado libro es lo que ha generado la corriente en Internet, promocionando al autor fotógrafo y a la obra, más allá de lo habitualmente concebible.
Se trata de Across the Ravaged Land, tercer volumen de una trilogía que el fotógrafo Nick Brandt ha realizado sobre la desaparición de especies en el continente africano. Brandt ha encontrado todo tipo de pájaros y otros animales muertos en las orillas del Natrón, la mayor parte murió al chocar contra sus tranquilas aguas debido al perfecto reflejo que hacen del cielo. Los minerales del agua petrifican los cadáveres hasta convertirlos en momias. Brandt posicionó estrategicamente algunos restos hasta obtener las espectaculares fotografías



Si existe un lago de la muerte, ese es el lago Natron, en el norte de Tanzania.
Un lago donde los animales quedan petrificados, donde las aves se vuelven estatuas y donde muy pocos seres vivos son capaces de subsistir.
La existencia de este terrorífico lago la ha puesto de manifiesto con una exposición el fotógrafo Nick Brandt, que descubrió este fenómeno de aves y murciélagos perfectamente conservados en las orillas del lago.
¿Qué sucede en este lago para que se dé una circunstancia así? Según la web New Scientist, el agua de este lago alcanza temperaturas de 60 grados y un nivel de acidez de 9 pH y 10 pH. De hecho, el nombre de Natron viene del natrón o carbonato de sodio, una sal que proviene de la ceniza volcánica acumulada en el Gran Valle del Rift. Cuando los animales se sumergen en el agua, mueren y quedan calcificados, convertidos en estatuas.
La pregunta es ahorá por qué se sumergen estos animales. Según el propio fotógrafo Nick Brandt, parece que el extraño reflejo que produce la superficie del lago confunde a las aves y se precipitan al agua de la misma forma que algunos pájaros se chocan contra una ventana.
Pero entre tanta adversidad hay una especie de pez que sí se ha adaptado al medio hostil que presenta el lago: uno del tipo ‘Alcolapia alcalica’.

martes, 1 de octubre de 2013

10 Aterradores Métodos De Tortura

10.– El bestiarii



El bestiarii era una forma de muerte que implicaba la utilización de animales salvajes como tigres, leones, leopardos, pumas y otros, con el fin de castigar a los enemigos del Estado, o las personas culpables de delitos graves. Los condenados eran enviados a morir sin posibilidad de defenderse, ni un arma ni nada con lo que pudieran luchar contra las bestias. Bestiarii fue el nombre que se le daba al hombre que perecía de esta manera y no a las bestias precisamente. Los animales eran encerrados durante mucho tiempo para provocarles una hambre extrema y para que comieran lo primero que tuvieran al alcance. A menudo no se necesitaban de muchas bestias para matar a un hombre, existen relatos de esta práctica en la que un león había comido a más de 200 hombres, los bestiariis.

9.– Aplastamiento



La muerte por aplastamiento o prensado fue un método de tortura ampliamente utilizado por algunas culturas antiguas y varían de acuerdo al lugar. Este tipo de muerte no era controlada por un órgano, ni se estableció como una ley. Fue un método común de ejecución en todo el sur y el sudeste de Asia durante más de 4000 años, en el cual eran utilizados elefantes para aplastar a los condenados. En el Reino Unido se suscitó el caso más conocido, con este tipo de muerte se ejecutó a Santa Margarita Clitherow, quien fue asesinada el 25 de marzo de 1586, acusada de tener sacerdotes católicos albergados en su casa, acto que estaba prohibido en ese momento. No pudo resistir los 700 kilogramos de rocas y murió. Otro caso famoso fue a las brujas de Salem, el 19 de septiembre 1692 (foto de arriba).

8.– Nido de víboras



La muerte por mordeduras de serpientes venenosas en pozos profundos fue utilizada por toda Europa. Los prisioneros eran arrojados en estos hoyos y terminaban muriendo debido a la alta intoxicación de una enorme cantidad de veneno inyectado en la sangre. Uno de estos casos fue el de la Viking Ragnar Lodbrok, en 865, después de que su ejército hubiera perdido la batalla contra el rey Aelle II de Northumbria. En China esta forma de ejecución se utilizó también entre 907-960, pero la forma era un poco diferente, poniendo al prisionero en una piscina llena de agua con miles de cobras que no habían sido alimentadas en varias semanas, hecho que causaba la muerte de los presos en cuestión minutos.

7.– Empujado desde lo alto



Algunos pueblos antiguos lanzaban a los condenados desde lugares altos para que pudieran morir con la caída. La mayoría no moría al instante, sino debido a las complicaciones que les causaban la caída, ya que varios huesos rotos les provocaban infecciones terribles, haciendo al prisionero morir de una forma dolorosamente lenta. En la pre-Roma, en la región de Cerdeña, los ancianos que no podían mantenerse a sí mismos fueron asesinados de esta manera. Quién realizaba la acción, primero daba agua con cicuta diluida, una especie de veneno, para dejar al anciano confundido, poco después era lanzado desde lugares altos sobre las rocas o golpeado hasta la muerte. En Irán, esta práctica también se utilizaba, pero sólo en casos de sodomía.

6.– Enterrado vivo



Los primeros casos relatados datan de la Roma antigua, una virgen fue acusada de romper sus votos de celibato y fue enterrada viva, siendo encerrada en una cueva con sólo un trozo de pan y agua. Pensaron que si ella era inocente, la diosa Vesta podría salvarla antes de que muriera. En los siglos XVII y XVIII, todavía en la Rusia feudal, este método también era utilizado, una forma de tortura conocida como “el pozo”, y sólo se aplicaba contra las mujeres que fueron condenadas a muerte por sus propios maridos. El último caso reportado data del año 1940, durante la Segunda Guerra Mundial, donde los soldados japoneses fueron acusados ​​de enterrar a centenares de civiles chinos inocentes durante la masacre de Nanking.

5.– Martillado



Fue un método utilizado en el siglo XVIII. El condenado era llevado a una especie de andamio en la plaza pública de Roma, acompañado por un sacerdote, considerado el confesor de los condenados. En la plataforma había también un ataúd y el verdugo encargado de dar el mazazo iba siempre vestido de negro. Se hacía una oración en primer lugar por el alma de los condenados y enseguida el martillo era balanceado en el aire para ganar más impulso y luego se dejaba caer justo en la cabeza del prisionero. Dado que este método podría no matar al condenado de inmediato y terminaba por dejarlo en agonía, entonces su garganta también era cortada.

4.– Colgado con grúa



Este tipo de ahorcamiento era una especie de horca, solo que para arriba. Fue utilizado en los Estados Unidos durante finales del siglo XIX y principios del XX. Su finalidad era sustituir el ahorcamiento donde se colocaba un cable común alrededor del cuello, y el preso era lanzado desde un lugar alto. Por este método, en lugar de bajar, el prisionero tenía su cuello atado y era empujado violentamente a través de un sistema de poleas que aplicaba una enorme cantidad de peso levantando al condenado de forma violenta, rompiendo su cuello al instante. Este método también se utilizó ampliamente en Irán

3.– Crucifixión



La crucifixión era un método que causaba un enorme dolor a los condenados, eran atados y clavados en una cruz de madera donde quedaban colgados hasta la muerte. Mientras que los artistas pintan las formas de crucifixión siempre con un paño tapando los genitales, en general, los presos eran crucificados completamente desnudos. A menudo, la muerte les llevaba varios días en los que el prisionero agonizaba, y tenía que hacer sus necesidades fisiológicas frente a todos, lo que atraía a los insectos. El condenado a muerte podía morir por una gran combinación de factores, desde la propia crucifixión por infección bacteriana en las heridas de los clavos y las aberturas que se hacían por la piel. En 3337 el emperador Constantino I abolió este sistema de ejecución en el Imperio Romano, ya que veneraba a Jesús Cristo. San Pedro también fue ejecutado de esta forma, pero pidió que lo clavaran en la cruz al revés, porque no se sentía digno de ser crucificado de la misma manera que Jesús. La crucifixión se sigue utilizando, por ejemplo, en Sudán, que condena a los presos mediante una ley llamada Sharia, sólo en 2002 hubo 88 muertes en este país.

2.– Corbata colombiana



La muerte por corbata colombiana es un método de ejecución en el que la garganta del condenado se corta con un cuchillo o algún objeto filoso y su lengua se saca completamente por el agujero abierto. Fue ampliamente utilizado en el pasado en Colombia, siendo un llamado a “La Violencia”. Este método se inició después de la muerte del líder colombiano Jorge Eliécer Gaitán. El procedimiento se llevó a cabo en los enemigos como una especie de terror psicológico para intimidar a aquellos que encontraban los cuerpos. Debido a las escenas fuertes, no podemos poner la foto aquí.

1.– Águila de Sangre



El águila de sangre es conocido por las antiguas leyendas nórdicas. Este tipo de muerte funcionaba de la siguiente manera: los presos eran obligados a tumbarse boca abajo en una camilla mientras los verdugos les hacian cortes en la espalda cerca de la caja torácica. Las costillas se cortaban de modo que se expandían como si fueran alas. El verdugo removía los pulmones, y con la persona viva espolvoreaba sal sobre las heridas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...