martes, 14 de abril de 2015

Li Ching Yuen, el hombre que vivió un cuarto de milenio

El hombre de la foto abajo en vida respondió al nombre de Li Ching Yuen y nació en la provincia de Sichuan, China. Fue un maestro taoísta, herbolario y practicante del Chi Kung (una técnica de ejercicios para cultivar energía). Algunas fuentes refieren que también practicó y enseñó artes marciales.
Li Ching Yuen
Según consta en documentos oficiales chinos, Li murió a la increíble edad de 256 años. Obituarios de 1933 publicados por el The New York Times informan que Yuen “enterró a 23 esposas y tuvo 180 descendientes”.
La muerte del señor Li tuvo lugar el 6 de mayo de 1933, pero su fecha de nacimiento todavía es un misterio que probablemente nunca será relevado (por lo menos no de forma irrefutable para los estándares occidentales).
Según la información del corresponsal del New York Times de aquella época, el propio Li aseguró que había nacido en el año de 1736 y, por lo tanto, a la fecha de su deceso tendría 197 años. La historia de los 256 años tuvo sus orígenes con el jefe del departamento de educación de la Universidad Minkuo, el profesor Wu Chung-chien que aseguró haber encontrado registros donde se constataba que, de hecho, Yuen había nacido en 1677 y que el Gobierno Imperial Chino lo había felicitado tanto en su aniversario 150, como cuando cumplió los 200 años.
Cinco años antes del fallecimiento de este personaje, un corresponsal de la misma publicación escribió que muchos de los vecinos más longevos de Li aseguraban haberlo conocido cuando eran unos niños, y que para ese entonces ya era un hombre adulto.
Según el artículo de 1933, “muchos de los que tuvieron oportunidad de verlo recientemente declararon que la apariencia de su rostro no distaba mucho de la de una persona doscientos años más joven”.
La verdad tras esta leyenda es que se sabe muy poco sobre la infancia y juventud de Li. Supuestamente nació y murió en la misma provincia, fue a la escuela hasta que cumplió 10 años y más adelante se dedicó a recorrer diversos territorios chinos para recolectar hierbas. La foto que acompaña este artículo es la única imagen conocida del hombre. Fue tomada en Sichuan en 1927, durante una visita de un amigo cercano, el general Yang Sen. Se dice que Yang Sen estaba muy interesado en el elixir de la juventud de Li, pues a pesar de su avanzada edad aparentaba juventud y vigor. Esta foto mostraría a Li después de vivir un cuarto de milenio.

viernes, 3 de abril de 2015

Leyenda- Jack el destripador


Leyenda- Jack el destripador


Jack el Destripador comenzó su carrera probablemente el 31 de agosto de 1888. Aunque no hay certeza absoluta, ya que se duda si el asesinato de una mujer, también prostituta, el 6 de agosto de ese mismo año, y que respondía al nombre de Martha Tabram, fue también obra suya. En todo caso la policía no dio en su momento publicidad a este caso. Martha fue asesinada por un "largo y afilado cuchillo" entre las 2 y las 3 y media de la madrugada. De todas maneras el hecho de haber sido sorprendida en el mismo barrio de Whitechapel en un pub que todavía existe (El Ángel y la Corona), da motivos a la sospecha.

El primer crimen oficial, y el que reconocen todas las crónicas, es el del 31 de agosto de 1888, Mary Ann Nicholls (alias Polly), prostituta y alcohólica, que muere violentamente. Según el atestado forense "Las heridas infligidas a la víctima han sido hechas por persona experta, que hizo los cortes con absoluta precisión y limpieza".

El segundo crimen de la serie sucede el 8 de septiembre del mismo año. Annie Chapman (prostituta y alcohólica, como las demás) es asesinada de idéntica forma.
Justo en ese mes, el 27 de septiembre, la policía recibió la primera carta firmada por "Jack el destripador". Enviada a la Central News Agency, de Fleet Street y escrita con tinta roja (un detalle de humor negro), en ella se escribía: "No cejaré en mi tarea de destripar putas. Y lo seguiré haciendo hasta que me atrapen. El último trabajo salió bordado (...) Retengan esta carta, sin hacerla pública, hasta mi próximo trabajo (...) No les importe llamarme por mi nombre artístico".



Leyenda- Jack el destripador


Después de una larga lista de asesinatos, mutilaciones y crímenes, el 30 de septiembre, la policía recibe la segunda carta de Jack el destripador: "Mi querido jefe: ...Gracias por haber retenido mi carta anterior hasta este momento, en que de nuevo me he echado a la calle para trabajar"
El 9 de noviembre de 1888 Jack el Destripador se despide con el descuartizamiento de Marie Kelly, también prostituta y alcohólica. Fue muerta en su habitación que alquilaba en la calle Miller's Court nº 13 de Whitchapel. La mujer fue encontrada tendida de espaldas sobre su lecho, desnuda, con las orejas, la nariz y los senos arrancados. Analizando las fotos de la época se observó claramente escrito en una pared las iniciales "FM", estas letras encajaban perfectamente con las iniciales de la "fucking mother (puta madre)", como James Maybrick escribía en su supuesto diario, Florence Maybrick, supuesta mujer de éste.

En la época existieron muchas sospechas aunque ninguna fue demostrada. La más peligrosa (para el sistema social) fue la de que JacK no era otro que Edward, el duque de Clarence, hijo del rey Eduardo VII, que murió, a los 28 años, después de esta serie de asesinatos .
Sin conocer nunca quien fue el causante, la leyenda tiene asegurada una larga vida. A finales de 1991 se descubrió el diario de James Maybrick, el supuesto Destripador, donde se contenía información que sólo conocía la policía.


Misterio resuelto: Revelan la identidad de 'Jack el Destripador' 

La identidad de 'Jack el Destripador' ha desconcertado a criminólogos durante más de un siglo. Sin embargo, gracias a unas pruebas de ADN, por fin se conoce quién fue en realidad el asesino en serie más conocido de la historia.
En el año 1888 un hombre asesinó a cinco prostitutas en Londres y envió una carta a la Policía que firmó como 'Jack el Destripador'. Aficionados e investigadores han tratado durante años de determinar el nombre del asesino, pero tras 126 años de búsqueda, por fin se ha resuelto el misterio.

La persona que cometió los crímenes fue un polaco judío llamado Aaron Kosminski, que emigró a Londres, revela el diario británico 'The Daily Mail'.

Muestras de ADN de un chal

Las pruebas a unas muestras de ADN hallado en un chal que se encontró junto al cuerpo de Catherine Eddowes, una de las víctimas, han podido confirmar que Kosminski, uno de los seis sospechosos de los crímenes, era efectivamente 'Jack el Destripador'.

El empresario Russell Edwards compró la prenda en una subasta y con la ayuda de Jari Louhelainen, experto en análisis de material genético, hizo el histórico hallazgo.

Louhelainen consiguió extraer muestras de ADN del chal tras 126 años. Las comparó con el ADN de los descendientes y familiares de Eddowes y del sospechoso. Los resultados confirmaron que, sin lugar a dudas, la tela tenía restos de ambas personas.

¿Quién fue Aaron Kosminski?

Wikimedia

Kosminski nació en la localidad polaca de Kłodawa, perteneciente entonces al imperio ruso, y emigró en 1882 a Londres, donde trabajó de peluquero. Investigadores señalan que tenía 23 años cuando cometió los asesinatos y que era esquizofrénico. Fue internado en un centro psiquiátrico y murió allí a los 53 años.

Con el  misterio resuelto, quedan descartados el resto de los sospechosos de cometer los asesinatos, incluyendo a Lewis Carroll, autor de 'Alicia en el País de las Maravillas'; el príncipe Albert Víctor, nieto de la reina Victoria; o el pintor Walter Sickert.

Otras conjeturas

 
No es la primera vez que alguien afirma haber identificado al misterioso asesino que inspiró un gran número de obras de ficción. En 2011, el exdetective de homicidios británico Trevor Marriott reveló, tras una exhaustiva investigación, que el comerciante alemán Carl Feigenbaum habría sido en realidad ‘Jack el Destripador’.
Un año más tarde, en 2012, el matemático uruguayo Eduardo Cuitiño dijo que el autor de las matanzas fue Stephen Herbert Appleford, un cirujano con coeficiente intelectual superior a la media.


Se feliz.

 

 

sábado, 22 de noviembre de 2014

Los Niños Verdes

 Uno de los grandes misterios de Europa

El caso de los ninos verdes El caso de Los Niños Verdes, uno de los grandes misterios de EuropaExisten historias que son increíbles y estremecedoras, con extraños acontecimientos que con el paso del tiempo no se sabe si son reales o sólo se trata de una historia ficticia. Los niños verdes es una de esas historias que tiene todos los ingredientes anteriormente citados y con muchas variantes. Dos culturas distintas cuentan la misma historia, la de dos jóvenes extraños que aparecen de la nada llegados de otra dimensión. En España se les conoce como “los niños verdes de Banjos”, pero en Inglaterra son conocidos como “los niños verdes de Woolpit”. Muchas personas afirman que la leyenda se basa en los niños verdes de la pequeña aldea de Woolpit, pero la realidad es que estas dos leyendas están separadas por cientos de kilómetros y con más de siete siglos siendo uno de los grandes misterios.

Los Niños Verdes de Banjos
En agosto de 1887, dos niños desconocidos fueron encontrados cerca de Banjos, una supuesta localidad de Barcelona en España. Unos campesinos que estaban recogiendo sus cultivos oyeron unos gritos procedentes de una montaña cercana. Los campesinos fueron a investigar y descubrieron dos niños, un niño y una niña que estaban aterrorizados y acurrucados cerca de una cueva. Ellos estaban gritando en un idioma que no era español, sus ropas estaban hechas de una misteriosa tela metálica, pero lo más extraño fue que la piel de los niños era de color verde. Los dos niños fueron llevados a la casa de un hombre importante y respetado en el pueblo para que se hiciera cargo de ellos, pero los niños se negaban a comer y a beber cualquier cosa que se le ofrecía. El niño pronto enfermó y murió, pero la niña finalmente se puso a comer una dieta de verduras crudas, frijoles crudos en su mayoría, que hizo que al poco tiempo se curara y salvara. La extraña niña vivió en el pueblo durante cinco años después de su misteriosa aparición, durante los cuales su piel cogió un tono caucásico normal además de aprender español, pero lo que ella explicó de sus orígenes sólo aumentó el misterio.

Ella dijo que junto con su hermano habían venido de una tierra sin sol, donde la gente de allí era de color verde, viviendo en un perpetuo crepúsculo. Hubo una tierra de luz, pero era más allá de una gran corriente. Cuando se le preguntó cómo llegó al exterior de la cueva, sólo podía decir que oyó un ruido muy fuerte y luego fueron empujados a través de algo… entonces ella y su hermano estaban en la cueva y podían ver una la luz al final de la oscuridad. Con la muerte de la muchacha, se desvaneció toda esperanza de resolver el misterio.
Los ninos verdes de Banjos El caso de Los Niños Verdes, uno de los grandes misterios de Europa
Variaciones
La primera versión de esta historia se encuentra en “Destinos Extraños” de John Macklin y publicado en 1965, siendo considerado por algunos la fuente inicial de esta historia. En otras publicaciones posteriores se afirma que todo ocurrió en el otoño de 1887 y que existen historias similares en Francia o incluso Alemania. En el libro de Charles Berlitz titulado “Un mundo de fenómenos extraños” se describe los ojos de los niños en forma Asiática, mientras que Macklin describe los ojos de los niños con un poco de apariencia negroide, hundidos y almendrados.
Teorías
Las teorías son varias, desde que los niños vivían en una “cuarta dimensión”, experimentos científicos realizados bajo tierra o incluso que venían de una alternativa “anti” dimensión relacionada con la “la teoría de la tierra hueca” y de sus habitantes.

Los Niños Verdes de Woolpit
Los Ninos Verdes de Woolpit El caso de Los Niños Verdes, uno de los grandes misterios de EuropaEn algún momento durante el siglo XIII, un cronista monástico de Inglaterra conocido como “Gervasio de Tilbury” escribió un extraño relato sobre dos niños que aparecieron de la nada cerca de una pequeña ciudad llamada Bury St. Edmunds en Inglaterra. Un día cálido y soleado del siglo XII, algunos agricultores y otros habitantes de la pequeña ciudad de Woolpit, Inglaterra, se sorprendieron al ver a dos niños pequeños desorientados. Lo más sorprendente sobre los niños fue que su piel que era de color verde oliva, sin embargo, el resto de sus rasgos eran muy humanos. Los aldeanos trataron de comunicarse con los niños sin éxito debido a que los pequeños hablaban una lengua que era completamente desconocida. Los aldeanos llevaron a los niños al poblado y se les ofreció una gran variedad de alimentos, pero se negaron a comer. Sin embargo, cuando se les ofreció frijoles rápidamente los comieron. Por desgracia, el niño se fue debilitando y finalmente murió a los pocos años después. Pero la joven se adaptó bien a su nuevo entorno. De hecho, ella se convirtió en una mujer adulta y más tarde se casó con un caballero de la cercana localidad de King’s Lynn. A medida que pasaba el tiempo, su marido le enseñó el idioma Inglés, y pronto fue capaz de comunicarse bastante bien. Entonces explicó la historia de dónde venía y cómo llegó a nuestro “mundo” con su hermano. Ella le dijo a su marido que en su pueblo todos tenían la piel similar a la de ella, o más bien similar al color de piel que tenía antes. Ella describió su mundo como un país cavernoso y subterráneo de enormes dimensiones. La tierra en que vivía fue descrita como un “Crepúsculo”, sin embargo, había un gran río subterráneo que separaba otra tierra más iluminada. Un día, ella y su hermano mientras paseaban, escucharon un sonido como de “campanas” que salía de uno de los túneles de la cueva. Por curiosidad, entraron en el túnel y siguieron hacia arriba durante un par de días, aunque en su tierra subterránea es probable que no tuvieran el concepto del “día” o la “noche”. Después de su largo viaje, salieron a la brillante luz del sol de la aldea británica. Después de investigar la zona, intentaron volver a la pequeña abertura por donde habían salido, pero no pudieron hacerlo debido a la luz cegadora. Fue en ese momento cuando los agricultores encontraron a los niños y se los llevaron a la aldea.
Hipótesis


Algunos historiadores creen que la historia se originó a partir de una leyenda medieval sobre un conde de Norfolk, que era el responsable de dos niños pequeños. El conde intentó sin éxito envenenar a los niños con arsénico y luego los abandonó en el bosque. Con la supuesta muerte de los niños, heredó los bienes de los pequeños. Según algunos habitantes de Woolpit, éstos probablemente se convirtieron en los niños verdes que fueron encontrados desorientados y enfermos. Algunos expertos mantienen que el envenenamiento por arsénico puede causar que la piel se ponga de color verde, al igual que la anemia como resultado de la desnutrición. Aunque esta teoría no puede explicar ni el extraño idioma de los pequeños ni la increíble historia de donde vivían, una historia avanzada para su tiempo.

La controversia
Son muchos los que afirman que los orígenes de la leyenda fueron los ocurridos en Woolpit. Algunos historiadores afirman que el incidente de Banjos repite la historia de Woolpit palabra por palabra, como si alguien erróneamente confundió los dos eventos, pero también otros mantienen que el cierto paralelismo podría ser realmente dos historias perecidas en tiempos y culturas diferentes. Este es otro de los misterios que no podrá ser aclarado con el paso del tiempo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...